Desde EnergÉtica nos sumamos, como ya hemos hecho en anteriores ocasiones, a un nuevo llamamiento a la sensatez antinuclear, apoyando la recogida de firmas y el manifiesto del Movimiento Ibérico Antinuclear y otras organizaciones, que os resumimos a continuación:

•La energía nuclear es una tecnología que fue desarrollada por motivos militares, y cuyo crecimiento solamente fue posible gracias al apoyo económico y político de los gobiernos, siendo un pilar clave en la proliferación nuclear.

•La energía nuclear es cara, sucia y peligrosa. Los graves accidentes ocurridos a lo largo de su historia, como los de Harrisburg, Chernóbil o Fukushima, muestran con claridad el riesgo que implica la energía nuclear.

•El funcionamiento hasta los 60 años supone un riesgo inaceptable puesto que los accidentes serán más probables en un parque nuclear envejecido.

•Este alargamiento implicaría también un aumento considerable de los residuos radiactivos a gestionar.

•En este sentido, se debe iniciar el desmantelamiento de la central de Garoña de forma inmediata. Además de no conceder ningún permiso más para alargar el funcionamiento del resto de las centrales (Almaraz, Vandellós II, Cofrentes, Ascó y Trillo).

•La única razón para este alargamiento nuclear es continuar con la obtención de beneficios millonarios a través de la factura eléctrica y otras subvenciones costeadas por la ciudadanía.

•El proyecto de construcción de un cementerio nuclear en Villar de Cañas (Cuenca) es otro de los despropósitos del actual gobierno.

•Un debate que ha sido ignorado en Salamanca donde a pesar de la enorme oposición de los vecinos y de la hipoteca que supondrá para todo el campo del Yeltes, el CSN, y los gobiernos de España y de Castilla y León, han dado los permisos para la que sería la única mina de uranio a cielo abierto de Europa.

Ante estas intenciones, las organizaciones, colectivos y personas antinucleares solicitarán el próximo 10 de junio en Madrid el fin de estas ampliaciones y un calendario de cierre nuclear y que el Parlamento apruebe una ley que fije un calendario de cierre que ponga fin a la energía nuclear en nuestro país.

Solicitamos al Gobierno, que no renueve ninguno de los permisos a las centrales nucleares, y que proceda al desmantelamiento de Garoña.

Desde EnergÉtica te animamos a que firmes, de manera individual o colectiva, este manifiesto para que la ciudadanía pueda participar en el debate e impulso de un nuevo modelo energético, sin nucleares, justo, sostenible y 100% renovable

…y recuerda Chernóbil

Programa “Garoña, el jaque nuclear”. Emido en REPOR de rtve el 4 de junio de 2017.