Hola. Somos Miguel y Eva (Huesca).

Fue una campaña puesta en marcha por la organización política a la que estamos afiliados, Izquierda Unida, lo que nos dio el empujón para iniciar el trámite (muy fácil) que nos ha liberado de las garras del oligopolio energético. Nos alegra enormemente que nuestro contrato con EnergÉtica sea el número mil pero lo que verdaderamente nos alegra y admira es que haya personas capaces de poner en marcha iniciativas como ésta. Sobre todo en medio del clima de resignación y sumisión que impera en la mayoría de la sociedad occidental, en la clase obrera concretamente y quizá más gravemente en la española.

Este es un factor decisivo para que las distintas administraciones que hemos sufrido durante la democracia no solo hayan sido incapaces de garantizar un suministro energético limpio y a un precio asumible por cualquiera, sino que a demás hayan convertido un derecho fundamental en un negocio privado. Hemos entrado a formar parte de esta cooperativa por que creemos que es la alternativa inmediata, factible y justa al  modelo que el capitalismo nos obliga a asumir. Sin embargo creemos firmemente que la energía es un derecho fundamental, un bien público y como tal debe estar garantizado por el estado.

Un fuerte abrazo a quienes ya son y a quienes serán cooperativistas y en especial a quienes han dado los primero pasos.