Están destinadas a municipios menores de 20.000 habitantes, para mejorar su eficiencia energética y fomento de las energías renovables.

El pasado mes de junio se publicó en el Boletín Oficial del Estado el RD 616/2017, 16 de junio (BOE 17/06/2017) que regula la concesión de subvenciones a proyectos a entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco FEDER 2014-2020 y viene desarrollada en este enlace del BOE.

Esta ayuda está vigente hasta el 31 de diciembre de 2018, atendiéndose las solicitudes por orden de presentación hasta el límite de más de 13 millones de euros previstos para Castilla y León y es compatible con otras ayudas municipales, provinciales, regionales, o europeas, hasta el 100% de la inversión. Pueden ser beneficiarios además de los municipios menores de 20.000 habitantes, otras entidades locales como Diputaciones, comarcas, mancomunidades que representen municipios con los habitantes mencionados.

En Castilla y León esta ayuda alcanza el 50% de la inversión y es especialmente significativa, ya que se pueden acoger a ella hasta 2.233 municipios de la región con menos de 20.000 habitantes

La amortización de estos proyectos depende de la tipología éstos, pero está claro que solo con esta ayuda la amortización se reduce a la mitad, y por ejemplo un proyecto de autoconsumo fotovoltaico sería posible amortizar entre 2 a 4 años. Con un proyecto de este, tipo un edificio municipal, podría autoabastecerse con la producción solar, con soporte de baterías y conectado a la red casi de manera testimonial.

Los proyectos subvencionables se especifican a través de 17 medidas concretas que pueden agruparse 3 ámbitos: eficiencia energética en la edificación y en las Infraestructuras y servicios Públicos; implantación de planes de movilidad; o aumento del uso de las energías renovables favoreciendo la generación a pequeña escala en puntos cercanos al consumo.

Sin duda, se trata de una ayuda especialmente importante porque trasciende en beneficios para el ciudadano, el medio ambiente, o la salud de los vecinos, pero también económicamente porque pueden suponer un respiro en ahorro en gasto energético, dado que una instalación renovable de autoconsumo fotovoltaico, por ejemplo, puede reducir notablemente la factura eléctrica y amortizarse, en apenas unos pocos años.

EnergÉtica coop. tiene entre sus socios a 7 municipios de Castilla y León, con algunos está desarrollando ya convenios específicos para trabajar por un nuevo modelo energético desde la realidad local. Esta convocatoria de ayudas es una oportunidad para poder avanzar en este sentido, y desde la cooperativa nos ofrecemos a las administraciones locales interesadas a plantear posibles caminos de colaboración alrededor de esta línea de subvención.

Desde esta página del IDAE se pueden descargar los documentos y formalizar la solicitud: