Hasta ahora pensábamos que para ahorrar energía eléctrica, tanto en nuestros hogares o empresas, teníamos que seguir unos sencillos consejos que, además de lógicos, si pensamos un poquito, reducen nuestra factura y le ahorramos un poco de CO2 a la grave “pulmonía” climática que tiene nuestro planeta.

Pues bien el pasado 8 de Marzo, la huelga feminista (Laboral, de cuidados y de consumo) nos mostro otra posibilidad mucho más potente de reducir ese desmesurado y cotidiano consumo eléctrico. Las diferentes maneras y horarios en las que la población secundo la huelga dieron como resultado una disminución ostensible del consumo eléctrico.

Demanda de energía eléctrica en tiempo real de la REE del pasado 1 de marzo (Una semana antes).

 

Red Eléctrica de España, REE, realiza para cada hora una previsión de la demanda de electricidad (en verde). En la gráfica además se pueden ver la demanda real (en amarillo) y la generación programada para cubrir esa demanda (en rojo).


Demanda de energía eléctrica en tiempo real de la REE del pasado 7 de marzo (Un día antes).

 

 

Demanda de energía eléctrica en tiempo real de la REE del pasado 8 de marzo.

 

Como se puede apreciar para el día 8 de marzo a las 20h, existe diferencia entre lo previsto y lo demandado finalmente, de aproximadamente 600MW!!!. Además la demanda cayó para ese tramo en unos 1.200MW respecto al jueves anterior y en unos 800MW respecto al día antes.

Esto se traduce en que las manifestaciones vespertinas del 8 de marzo tuvieron importancia y consiguieron incluso afectar al consumo de electricidad y a la generación de energía eléctrica del país, podríamos decir que, ¡el 8M paro también la producción y el consumo de electricidad!

Graficas y datos obtenidos de Red Eléctrica de España, REE (https://demanda.ree.es/demanda.html).