En enero de 2019 actualizaremos las tarifas de la electricidad, esta vez al alza, como ya sabrás a través de un correo que envió Som Energia, nuestra comercializadora, hace algunos días. Pero ¿por qué? ¿Cómo decidimos estos números? ¿A qué responden realmente? Repasemos en primer lugar qué es la tarifa de la luz, qué incluye, y por qué la de EnergÉtica es diferente.

Una tarifa ética y sin ánimo de lucro

En tu cooperativa existe un único precio por tarifa para todos nuestros socios y socias y clientes con condiciones claras, sin letra pequeña, sin descuentos engañosos que encubren precios abusivos, sin permanencias, sin gastos ocultos ni servicios innecesarios.

No aplicamos ningún margen comercial en el término de potencia (el «fijo») como hacen otras compañías para obtener un mayor beneficio. Solo lo aplicamos en el término de energía (el «variable»), que depende de lo que consumimos. De esta manera incentivamos el ahorro y la eficiencia energética. Y, por supuesto, el 100% de nuestra electricidad está respaldada por fuentes renovables con Certificados de Garantía de Origen.

Una tarifa justa y estable

Ese margen comercial está actualmente fijado en el 4,30%, y se mantiene siempre entre el 2% y el 6%: es un compromiso que nos permite asegurar precios muy ajustados y a la vez garantizar la viabilidad económica de la cooperativa. La cifra concreta, y con ella el precio de cada tarifa, se fija en junio de cada año a partir de unas previsiones de evolución del precio de la electricidad en el mercado con el compromiso de mantener un precio estable hasta junio del año siguiente. Si las fluctuaciones del mercado son muy diferentes a las previstas, el precio puede revisarse al alza o a la baja, siempre manteniendo nuestro compromiso con esa horquilla de margen comercial. Por ejemplo, en enero de 2018 pudimos bajar el precio de la electricidad para todos los socios y socias.

Evolución del precio de la electricidad durante 2018. Fuente: OMIC.

En esta ocasión el precio de la energía se ha incrementado enormemente desde el mes de marzo (en números gruesos, el MWh que nos costaba 50 € costará 60 € en 2019), y obliga a una actualización de los precios que entrará en vigor en enero. Para una vivienda con una tarifa 2.0A (la más común) y un consumo anual de 1860 kWh (la media en nuestros socios y socias), la subida será de 1,58 € al mes.

Que suba la luz suba no gusta a nadie, está claro. Todas las comercializadoras deben ajustarse a la evolución de los precios del mercado, pero no todas confeccionarán sus tarifas de la misma manera, ni te explicarán cómo y por qué lo hacen. En Energética estamos orgullosas y orgullosos de nuestras tarifas: justas, transparentes, sin letra pequeña ni permanencias, sin ánimo de lucro, 100% renovables y alejadas del oligopolio eléctrico; una puerta hacia la soberanía energética.

Si quieres saber más, te dejamos con algunos enlaces: