La mañana del día 5 de junio amenazaba lluvia en Valladolid. Así que las personas que suelen utilizar las bicicletas del servicio municipal VallaBici ya estaban pensando, un día más, en secar sus monturas de dos ruedas cuando llegaran a recogerlas. Pero lo que se encontraron cuando llegaron, ¡oh sorpresa!, fueron los cubresillines protectores que un nutrido “comando EnergÉtico” les había regalado esa mañana para celebrar el día Mundial del Medio Ambiente.

Al igual que el uso de energías renovables que promueve la cooperativa EnergÉtica, la movilidad ciclista es una fantástica forma de luchar contra el cambio climático y gracias al esfuerzo y las pedaladas de las personas que las utilizan, se evita la emisión de decenas de toneladas de CO2 cada año.

La primavera tan lluviosa que hemos tenido, muchas personas tienen dificultad para usar las bicicletas públicas, porque se mojan el trasero, literalmente, con unos sillines de espuma que retienen la humedad. Por eso, desde EnergÉtica hemos regalado un protegesillín a sus usuarios. Como apunta el slogan de la campaña, pedaleando, tú proteges el medio ambiente; EnergÉtica, tus posaderas“.

En total, cerca de dos centenares de bicicletas vallisoletanas han sido protegidas con cubresillines impermeables en apenas una hora por los voluntarios y voluntarias de la cooperativa. De esta manera, EnergÉtica quiere hacer más cómodo el uso de un servicio público que colabora también con la protección del medio ambiente. Decenas de usuarios de este servicio compartieron las imágenes de sus bicicletas con el hashtag #5JYoNoMeMojo