Así es: EnergÉtica se desplaza esta semana a una de las capitales más importantes del cooperativismo energético de Europa, nada más y nada menos que a la sede de nuestra amiga Som Energia.

Som Energia es la cooperativa con la que tenemos firmado nuestro acuerdo de colaboración para el suministro de energía eléctrica 100% renovable, además de ser una de las fuentes de inspiración más importantes para EnergÉtica. De ella aprendemos y por ella se nos brindó la oportunidad de poder adquirir casi un 20% de la central hidroeléctrica de Valteína, en Peñafiel (Valladold).

¿Y cómo es que nos ha dado por ahí? Pues aparte de por saludar y dar un abrazo a los compañeros y compañeras de Som Energia, nuestro acuerdo de colaboración constaba de una semana de formación en el farragoso pero siempre interesante y excitante mercado eléctrico. Bueno, y no solo eso, si no que esta semana vamos a llevar a cabo la firma ante notario de la adquisición de 17,18% de participaciones de Valteína. Y ese número… ¿qué significa? Pues la culminación del éxito de la campaña de aportaciones voluntarias al capital social que permitió a EnergÉtica llegar al tope máximo autoimpuesto en asamblea de 150.000€ (cuatro días antes de cerrar la campaña) y que nos va a permitir decir que este año, alrededor del 40% de la energía consumida por nuestros clientes es de producción propia, todo un hito (¡mil gracias!).

En el menú de esta semana tendremos reuniones sobre comercialización, autoconsumo, intercooperación, informática aplicada a nuestra actividad, producción renovable… un largo etc. en el que también aprenderemos más sobre los secretos de la comercialización, el ajuste de tarifas y cómo gestionar nuestra central en copropiedad.

Nos ha costado encontrar las fechas adecuadas para poder coincidir entre tanta gente ya que, además del atareado equipo técnico de Som Energia, se desplazan a Girona, por orden de llegada, Rodrigo el presi, Mónica la secretaria, Santiago el vicepresi y David, nuestro informático de cabecera.

Os mantendremos al corriente sobre nuestras andanzas.