Plaza Mayor de San Pelayo en plenas fiestas veraniegas.

 

Aprovechando nuestra visita a San Pelayo el pasado 15 de noviembre hablamos un rato con su alcaldesa Virginia Hernández. Os ofrecemos un breve resumen de la conversación:

¿Cómo es San Pelayo y cómo son sus gentes?

San Pelayo es un pueblo muy pequeño. Es, como casi todos los pueblos de Castilla, un municipio muy envejecido y muy afectado por la despoblación. La economía de San Pelayo está basada en la agricultura cerealista, la ganadería ha perdido importancia en los últimos años y destaca la proliferación de huertos, una casa rural y la promesa de que un antiguo horno volverá a abrir.

San Pelayo es una aldea de irreductibles galos que no se rinde, algo tiene su agua, o somos nosotros mismos, pero la gente de San Pelayo somos una gente enganchada apasionadamente a nuestro pueblo. Somos pocos, somos pequeños, pero damos guerra. Nos gusta juntarnos, celebrar fiestas, hacer todo tipo de actividades, salir a pasear… Somos gente empeñada en hacer de nuestro pueblo el mejor sitio para estar, el pueblo que aun estando condenado no va a morir. San Pelayo es el sitio donde vamos a ser felices y donde nos gusta que la gente venga a serlo con nosotros.

¿Cómo conociste a EnergÉtica?

No recuerdo bien en qué momento supe de la cooperativa. Fue durante el invierno del año pasado, conocía a gente que participaba en las reuniones y de alguna manera empecé a ser consciente del proceso. De forma casual estuve en la Universidad el día que se fundó la cooperativa y desde entonces he querido estar al tanto de los pasos que se iban dando porque el proyecto me parecía tremendamente interesante.

Habéis sido el primer municipio EnergÉtico de Castilla y León, ¿Por qué decidisteis dar el paso?

Con lo sencillo que ha sido, ¿cómo no íbamos a hacerlo? A nivel individual somos personas concienciadas con el Medio Ambiente, pero además creemos en otras formas de consumo, de generar empleo y, en general, creemos que es necesario un nuevo modelo económico. Pues bien, en este caso no sólo somos personas, sino que somos cargos públicos y como tal debíamos actuar y obrar en consecuencia; no vale solo con decir que el Medio Ambiente es una cuestión que nos preocupa, debemos dar pasos, no para mostrar preocupación, sino para ejercer la ocupación. Como ciudadanía siempre exigimos a las instituciones que se muevan, pues bien, nosotras representamos al Ayuntamiento de San Pelayo y vamos a movernos.

¿Qué crees que puede aportar EnergÉtica a tus vecinos y a Castilla y León?

Lo primero es el conocimiento de que existen otras formas de suministrar y consumir energía más ecológicas y más éticas, ya que el objetivo de esta cooperativa es sencillamente suministrar energía, no enriquecerse con el comercio de ésta. Desde este conocimiento podemos ser más conscientes y responsables con nuestro consumo e ir transformando nuestros hábitos hacia posturas menos derrochadoras. Y de esta conciencia llegamos a la soberanía: consideramos fundamental que las personas seamos quienes tengamos la capacidad de gestionar la producción de la energía que consumimos.

¿Quieres aportar algo? Unas líneas libres para expresar lo que quieras.

Nosotras estamos en el Ayuntamiento porque queremos mejorar y cambiar las cosas que creemos que están mal. Lo contrario supondría un fracaso de nuestra labor en el Ayuntamiento. Estamos encantadas de dar este paso con EnergÉtica y esperamos que, a lo largo de la legislatura, sean unas cuantas acciones las que podamos llevar a cabo para contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor y más justo donde vivir.

 IMG_0692

Virginia Hernández y Rodrigo en la presentación de EnergÉtica en San Pelayo el pasado 15 de noviembre.

 

 

 

Virginia Hernández en el video chat de El Norte de Castilla. 16 de junio de 2016.

VirginiaChatNorte

VirginiaChatNortePapel (1)