En la 60 Edición de la SEMINCI (Semana Internacional de Cine de Valladolid), en este año 2015 hemos asistido a una mesa redonda sobre el tratamiento que da el cine a uno de los mayores problemas medioambientales de nuestros días: el cambio climático. Nuestra cooperativa EnergÉtica fue invitada al evento en el que estuvieron presentes los ponentes: Elvira Cámara coordinadora estatal de Ecologistas en Acción, Ernesto Cabellos director de la película “Hija de la Laguna”, Donald Ranvaud presidente de la organización Connect4Climate, Javier Trueba documentalista ambiental y Carlos de Castro profesor de la Universidad de Valladolid y buen amigo de EnergÉtica.

Donald Ranvaud moderó una mesa de debate en la que se puso de manifiesto la necesidad de concienciar a la población mundial del problema que representa el cambio climático y sus consecuencias a través de la fabulosa herramienta de comunicación masiva que es el cine. Además Elvira Cámara incluyó también en el debate la idea de “piensa global, actual local”, idea por la que merecen ser contadas en nuestro cine luchas locales sobre sostenibilidad y ser rebatidos ciertos mitos sobre la heroicidad solitaria del cine en los problemas sociales cuando la realidad es que estas cuestiones son a menudo defendidas por grupos de personas, nunca desde la individualidad.

Para soportar la relación entre el cine y el cambio climático, Carlos de Castro nos indico una categorización personal de películas según el correcto tratamiento científico del problema del cambio climático:

 

Buenas Mediocres Malas
Inteligencia Artificial El día de mañana

Waterworld

Split Second

Snow piecer

Lost city raiders

Ice Age 4 (no la de animación)

 

 

Otra clasificación que nos dejó, es la de películas que se involucran y tratan el tema del cambio climático, como puede ser Avatar, V de Vendetta y Wall-E frente a otras que aunque guardan cierta relación en su argumento con la destrucción que provocaría el cambio climático no se mojan, como son Interestelar o Soy leyenda. Algunas películas de ciencia ficción también incluyen en su línea argumental las consecuencias del cambio climático como por ejemplo Mad Max. Nos habló finalmente de documentales que en su opinión, refrendada por otros ponentes, vale la pena ver si se está interesado en conocer algo más del cambio climático:

  • Una verdad incómoda
  • 6 grados
  • La era de la estupidez
  • La hora 11
  • Home
  • Los años que viví peligrosamente
  • Recetas para el desastre
  • Colombia Magia Salvaje
  • Odisea 2050

Carlos opinó sobre el porqué del mal cine de ficción existente en relación al cambio climático, introduciendo tres causas principales:

influencia político ideológica negacionista sobre el cambio climático

el cambio climático es un hecho gradual no apto para heroicidades rápidas tales como las que cuentan las películas

el cambio climático no está de moda debido a la crisis

También propuso algunas ideas sobre qué puede hacer el cine para tratar de mejorar esta forma de hablar sobre el cambio climático como por ejemplo tomar riesgos, mojarse con el tema, tomar partido activo y/o resistencia pasiva frente a ideologías acientíficas haciendo películas buenas desde la ciencia y tomando conciencia de que ya estamos en una “3ª guerra mundial” por los recursos. Después de las exposiciones hubo un pequeño debate sobre el tema y para finalizar se nos invitó a asistir a la exposición de la película “Hija de la Laguna” de Ernesto Cabello.