Representantes de ambos Consejos Rectores en su primera reunión conjunta en Madrid. (18 de febrero de 2017).

Sucedió un soleado y caluroso sábado de primavera a la hora del vermouth. Tras cerca de 6 meses de conversaciones y reflexiones conjuntas, EnergÉtica firma con Som Energia su primer acuerdo de colaboración que le permitiría ofrecer a sus entonces 75 socios y socias, la posibilidad de tener suministro eléctrico 100% renovable y cooperativo en sus hogares.

Era el 6 de junio de 2015 y EnergÉtica, recién constituida, se presentaba en sociedad ante sus vecinas castellanas y leonesas en una fiesta en la playa del Pisuerga de la capital pucelana. Además, se añadió el honor de encontrarse rodeada de más de una decena de cooperativas eléctricas renovables de todo el Estado, que habían venido hasta nuestra ciudad para celebrar su nacimiento, pero también para conocerse y empezar a trabajar juntas.

EnergÉtica nace unos cuantos meses antes, a partir de que un grupo de alrededor de medio centenar de personas comenzara a reunirse en torno a la idea de pasar a la acción en la lucha por un nuevo modelo energético. Tras varias asambleas y una serie de conversaciones con otras iniciativas (gracias Solabria y gracias Nosa Enerxia), se decide impulsar el proceso de creación de lo que más tarde sería EnergÉtica. Pero se decide no hacerlo sola, sino en compañía y de la mano de Som Energia, la cooperativa eléctrica que había revolucionado el panorama de la energía ciudadana unos pocos años antes, en la que nos miramos muchos, y  que ya contaba con el prestigio, el saber hacer y el bagaje de unas cuantas decenas de miles de socios y clientes..

Es en ese momento cuando arrancan unos primeros tímidos contactos entre ambas cooperativas, pero cuyas sensaciones atisbaban lo que luego resultó constatarse por la realidad: unos valores compartidos, una voluntad real de cooperación traspasando sin complejos las fronteras de cada organización y, también, un cariño especial mutuo.

Ha pasado poco más de año y medio desde ese 6 de junio en el que se formalizó por escrito el afán de encuentro entre Som Energia y EnergÉtica. Muchas son las cosas que podemos añadir a nuestra historia común: se nos han abierto las puertas de las escuelas de septiembre de 2015 en Montseny y la de 2016 en Beire, pero también  los encuentros de grupos locales. Al suministro 100% renovable, se le ha sumado el ofrecimiento de participar en la adquisición de casi una quinta parte de la central hidroeléctrica de Valteína, lo que ha supuesto autoconsumir el 40% de la energía demandada por los contratos de EnergÉtica en el año 2016. Además, ha servido de excusa para empezar a trabajar en la búsqueda conjunta de nuevas plantas de generación. Siempre hemos podido disfrutar de un contacto cercano con los miembros tanto del Consejo Rector como del Equipo Técnico y el broche de oro para este final de año ha sido la visita de una semana al corazón técnico de Som Energia en Girona, donde hemos aprendido una barbaridad y nos han acogido aún mejor.

Todo esto y mucho más nos ha supuesto un acompañamiento clave para un objetivo común: que el cooperativismo energético tal y como lo entienden ambas entidades crezca en España y crezca en Castilla y León; una persona menos en el oligopolio eléctrico que se pasa al cooperativismo renovable, es una persona más por un nuevo modelo energético, independientemente de con quién haya decidido viajar. Y nosotros tenemos claro que, en este viaje, no podemos estar mejor acompañados.

Desde EnergÉtica estamos y estaremos eternamente agradecidos a este regalo en el que una gigante ayuda a una pequeña a crecer y compartir juntas.

Som Energia y EnergÉtica coop. nos hemos puesto de acuerdo para publicar un post explicando nuestra relación. Si quieres ver la versión de Som Energia, aquí tienes el vínculo a su blog: